domingo, 8 de noviembre de 2009

Noviembre

¡Ay luna nueva, fresquita
Como una hilacha del día,
Que en el cielo azul y vago
La tarde dejó perdida!

¡Ay luna recién llegada,
Que en el fondo de mi alberca
Semejas una pestaña
Caída en el agua quieta!

He de pedirte una gracia...
(Dicen que es bueno pedirla
Cuando la luna es así,
Delgada y recién nacida.)

Ampárame con tu embrujo
Esta pálida sonrisa,
Que después de tanto tiempo
Vuelve a prestarme la dicha.

Haz que ella crezca contigo
Y que me alumbre la cara
Como tú, cuando pareces
Una medalla dorada.

Luna nueva de Noviembre
Sobre el mar y sobre el campo:
¡Se cordial a mi dulzura
Como lo fuiste a mi llanto!

Juana de Ibarbourou